Cuatro puntos cardinales para una educación innovadora

Cuatro puntos cardinales para una educación innovadora

1Cuatro puntos cardinales de la educación

Toda educación, y más si pretende ser innovadora, ha de cimentarse en principios auténticos y perdurables en el tiempo. De lo contrario, corre el peligro de transformarse en una moda y, por tanto, ser como humo que se diluye.

Todo educador debe tener un fin en la mente porque educar no es una función autómata en la que se hace siempre lo mismo. El ser humano es tan rico que el profesor o educador tiene que estar vivo para maniobrar según las necesidades que se presenten. Para no perderse en su labor educadora debe mantener un sistema de referencia, cuatro puntos cardinales que le permitan valorar el éxito de su labor.

1.Cultivo de la reflexión

2. Mística de la exigencia

3. Pedagogía de la acción

4. Escuela de constancia